> >
Viernes 25 de Julio de 2014
"El proyecto de CLC es imprescindible en el tejido socioindustrial andaluz"
Miércoles 08 de Diciembre de 2010 00:00    Imprimir Correo electrónico

Antonio Ortiz en DitecsaAntonio Ortiz Palomares es socio y subdirector general de Grupo Ditecsa

Ditecsa es una compañía de capital netamente andaluz, nacida hace 12 años, que emplea hoy de forma directa a más de mil personas. Ha estado presente en todas las fases del proyecto, desde las prospecciones al mantenimiento.

—¿Qué es hoy Ditecsa?
—Somos un grupo de importancia: competimos con éxito en los proyectos industriales más punteros ante los más grandes del país. Eso sí, la autocomplacencia y la falta de humildad en el trabajo son conceptos «tabú» en nuestra compañía. Es imprescindible tener claro que somos una empresa de servicios. Dentro de este concepto se englobarían nuestros productos: montaje mecánico de tuberías y equipos, ampliación de fábricas, plantas nuevas, mantemimiento integral y fabricación de calderería; a lo que se unió en 2007 las instalaciones eléctricas y de control con la adquisición del 100% de nuestra empresa Electroconver.

—Habla de humildad y servicio al cliente, ¿Cómo se consigue esto en una empresa?
—El capital de Ditecsa se encuentra en manos de los propios directivos de la casa, que trabajan muy duramente en sus funciones ejecutivas y codo con codo con el resto del equipo. Partiendo de ahí tenemos un grupo humano formidable, que imprime estos valores tanto en la vida interna de la empresa como en su proyección al cliente: nuestro equipo no ha perdido la sencillez, la cual nunca ha estado reñida con la obsesión por siempre dar e ir más allá: siempre se puede pensar o hacer algo más.

—¿Qué proyectos tienen?
—En estos tiempos complicados, nuestro Servicio de Mantenimiento Integral es estratégico y está dando excelentes resultados a nuestros clientes, que necesitan producir más o igual reduciendo los costes. Hablamos de un mantenimiento integrado (mecánica, electricidad y control), sujeto a resultados y mejora continua. Ditecsa goza de la confianza en mantenimiento de plantas como Iberdrola Arcos, E.ON Los Barrios, Endesa Colón, Fertiberia, Cepsa Química, Atlantic Cooper, Aguas Teñidas y, por supuesto, CLC. Estamos comenzando a tener presencia fuera, ofertando proyectos integrales en Colombia, Perú, Brasil y Panamá y Polonia. A nivel nacional, y en proyectos de construcción, prácticamente son tres los sectores que aún generan instalaciones de envergadura: la energía, mayormente la renovable, en la que Ditecsa ha dado un salto enorme para ejecutar biomasas y cogeneraciones llave en mano y campos solares e islas de potencia en los principales proyectos termosolares; la petroquímica; y la minería, en cuyo campo hemos participado en la ejecución de todos los grandes proyectos cupríferos recientes y hoy por hoy ejecutamos interesantísimas instalaciones de mejora tecnológica en CLC.

—¿Cuál es la trayectoria de su empresa en el proyecto de CLC?
—(Sonríe) Esa mina es un poco madre, hermana e hija de Ditecsa y alguno de nosotros tenemos ese sentimiento incluso a nivel personal. Nuestra relación con ella es desde hace años, acompañando y colaborando humildemente en lo que podíamos en el periodo de prospecciones, compra de terrenos, y el complejo proceso de legalización. Después, Ditecsa participó en la fase de construcción ejecutando obras por valor de 15 millones de euros, lo que supuso un equipo de más de 200 personas durante 2008 y 2009. Ahora estamos en el mantenimiento, y desde mediados de este año ejecutamos los proyectos de mejora tecnológica que está acometiendo la mina: son más de 60 los operarios de Ditecsa-Electroconver que de media trabajan para CLC.

—La aportación de CLC es por tanto sustancial…
—Sin duda lo es: para nosotros y para la región. Son hoy escasísimos los inversores que aúnen capacidad y voluntad, como CLC, para mantener y mejorar proyectos como éste. Le hablaba antes de instalaciones de mejora: CLC con ingeniería de procesos y gestión de SNC-Lavalin, y Ditecsa- Electroconver como ingeniería de detalle, fabricante y ejecutor de las instalaciones, está mejorando áreas vitales de la planta hidrometalúrgica como homogeneización, clarificación
y lixiviación. Estas mejoras no solo van encaminadas a una mejora productiva, sino que incrementan aún más la seguridad y fiabilidad de la mina: es posiblemente la mejor mina de su tipo en Europa en términos técnicos.

— ¿Cómo se desenvuelve Ditecsa y qué le augura al tejido industrial andaluz?
—Dentro del sobreesfuerzo que requiere el entorno actual, nuestro Grupo se encuentra en una posición privilegiada: tenemos la confianza de muchos clientes de primer nivel, la empresa es solvente y las entidades financieras confían en ella tanto o más que en 2006 ó 2007. Contamos con alianzas estratégicas con otros grupos, que ahora son necesarias para competir eficazmente. Pero seguimos teniendo un equipo humano con una capacidad enorme de esfuerzo que me hace confiar en nuestro futuro. Respecto al tejido industrial andaluz tiene la capacidad para mantener y recuperar bienestar. Pero es imprescindible que los actores colaboren más en la creación y sostenimiento de este tejido y se apoyen para conseguir ese objetivo que es común: sociedad civil, empresarios, trabajadores y Administración debemos realizar el mayor de los esfuerzos: en otras regiones, la valoración y defensa del empresariado local por la Administración y resto de «fuerzas vivas» es tal que encontramos serios problemas incluso para poder ofertar. Debemos ser conscientes de que la red empresarial local es imprescindible para mantener el estado de bienestar. Estoy convencido de que de lo que seamos capaces de colaborar y desarrollar ahora va a depender el futuro de nuestra región durante décadas: estamos en un momento crucial.

 

 

Más noticias- Cobre las Cruces 2010

  • 1
  • 2
  • 3